jueves, 14 de enero de 2010

Chez Malala.

Bien abrigado para el invierno , Llorenç nos mira -todo ojazos- desde su Lamborghini .

Padre y padrino de lo más orondos. Malala los recibió por todo lo alto y pasaron un fin de año inolvidable.
La foto es ya al regreso hacia Barcelona, pasando por Clermont-Ferrand. ¡Qué frío!

3 comentarios:

Carlos dijo...

Eduardo está medio vaca o es la foto?
Muy lindas las fotos.
Saludos
Carlos

j.a.varela dijo...

Gordo:

Moderate que tus antecedentes son también bovinos.

Eduardo dijo...

pará papein... lo que pasa es que estoy salado...