sábado, 20 de septiembre de 2008

Quinotos y sandías.

En el colegio de Álvaro hay un maestro “a la antigua” -J.A.Neivorjud- que es fuente inagotable de historias y recuerdos. Sus penitencias se cuentan en general en recreos perdidos. Uno, dos, doscientos… los terminarán de pagar sus nietos, alumno Varela!
.
Así que una vez, Álvaro tomó un quinoto
(pincharacá) , una pequeña fruta de unos tres o cuatro cms . Lo movía su afán investigador, claro. Es un niño científico, de la estirpe de Linneo (pincharacá) y otros. Para su mala suerte J.A.Neivorjud lo vio y le aplicó una sanción (*) , ya no recuerdo de cuantos recreos sin salir de la clase. Pero eran muchos!!!
.
Cuando me lo contó, no pude menos que preguntarle que hubiera sucedido si el objeto del crimen hubiera sido una gorda y jugosa sandía. Años, quinquenios o hasta décadas sin recreo y contra la pared.
.
Como lo sospechaba, el problema no era en sí mismo el pobre quinoto. Sino que J.A.Neivorjud esperaba que todos los frutos estuvieran a punto para recogerlos y preparar una buena provisión de “caña con quinoto” (**) para su bodega y convidar a algunos amigos cómplices del colegio, de su misma edad y calaña. Y si el mal ejemplo de los niños naturalistas cundía, poca provisión le iba a quedar para preparar la bebida.
.
(*) Sanción simbólica que consistió en unos minutos sin jugar al fútbol, como la mayoría de las veces. Ya lo saben los chicos y forma parte de la tradición.
(**) Aguardiente.

3 comentarios:

dimas dijo...

¡Astuto Maestro! feicidades con cierto retraso pero es que estoy recien llegado desde mi tierra cartagenera, mi aniversario será el 14 de octubre, espero estar en casa para esa fecha pues pronto me asignaran el nuevo destino Cuartel General de las Tropas de Montaña, en Jaca (Huesca), pleno pirineo, cada vez mas cerca del mar Ja,Ja http://berabe.blogspot.com/2008/08/navegando-por-el-paraiso.html

martin dijo...

seeeee
en casa el dire tiene un quinoto y lo cuida como si fuera el árbol de la vida... todos los años en luna llena hace la cosecha para preparar licor de quinotos... que queda bárbaro...
ferpectamente!

j.a.varela dijo...

Muchas gracias a Dimas y a Martín por la visita y los comentarios.